Alejandro Villanueva: leyenda española en la NFL y héroe de guerra estadounidense

Alejandro Villanueva (22 de septiembre de 1988) nació en territorio estadounidense, pero es español y como tal acaba de entrar en la historia de la NFL en el partido que disputó su equipo, los Pittsburgh Steelers contra los Broncos de Denver. El jugador de 30 años, que ocupa la posición de offensive tackle -es un placador ofensivo cuya función es bloquear a los defensas rivales para que no lleguen al jugador de su equipo que mantiene el cuero en sus manos-, se ha convertido en el primer español que consigue hacer un touchdown en la liga de fútbol americano de los Estados Unidos.

Aunque el partido acabó cayendo del lado de los Broncos por 24 a 17, el encuentro no se borrará nunca de la mente de Villanueva, así como de tampoco todos los aficionados de los Steelers y los seguidores tanto hispanos como españoles de este famoso deporte. En la NFL moderna, nunca un jugador español había logrado tal hazaña, algo que sí consiguió por los años 30 un asturiano, nacido en Avilés. Desde que Kelly Rodríguez anotase un touchdown en una competición muy diferente a la NFL tal y como hoy se conoce, ningún español había vuelto a conseguir la gesta.

Antes del descanso, a tan solo tres segundos de irse a vestuarios, los de Pittsburgh caían por 10-3. La posesión era para ellos y todo el estadio esperaba un field goal. Sin embargo, Chris Boswell dio la sorpresa al lanzar un pase para que Alejandro Villanueva volviese a hacer historia en la liga de fútbol americano. ¿No es la primera vez que deja su nombre escrito en letras de oro? No. Cuatro temporadas siendo el guardaespaldas del quarterback, un touchdown… y un partido de las estrellas.

Video insertado

Pittsburgh Steelers

@steelers

CHRIS BOSWELL

TO

ALEJANDRO VILLANUEVA

(Yes, you read that correctly.)

8.802 personas están hablando de esto

Partido de las estrellas

De origen andaluz, más concretamente gaditano, Villanueva rompió todos los registros ya en 2017, momento en el que fue uno de los elegidos para disputar uno de esos partidos que todos quieren jugar. En Estados Unidos es habitual que tanto en la NFL como en la NBA se celebre un encuentro con las estrellas de estas ligas. Y fue, precisamente, el pasado año cuando el español logró colarse entre los elegidos.

Además de Alejandro Villanueva, otros dos jugadores de los Pittsburgh Steelers. Premio a toda una gran temporada del equipo. Pero es que el español fue titular en el equipo de su Conferencia. Una muestra más de su importancia no solo en su equipo, sino también en la liga estadounidense.

Polémica por Trump… e icono

La elección de Donald Trump como presidente de EEUU, así como todas las polémicas que le han acompañado desde entonces, continúan dando que hablar y muy famoso fue el capítulo en el que el millonario pidió a los dueños de las franquicias de la NFL que echasen de sus equipos a aquellos que no respetasen los símbolos nacionales. Unas palabras que tuvieron su consecuencia en los siguientes encuentros. Los jugadores de los distintos equipos no dudaron en dar la espalda a Trump con acciones como ponerse de rodillas durante el himno del país o directamente ausentarse mientras se entona.

Donald Trump

Donald Trump Reuters

El equipo de Villanueva decidió en bloque no salir al campo hasta que se hubiese terminado de cantar el himno del país de la bandera de las barras y estrellas, pero fue precisamente el español el único miembro de los Steelers que estuvo presente en el acto previo al partido. Algo por lo que más tarde tuvo que pedir perdón Alejandro: «He hecho quedar mal a mis compañeros y mal al coach Tomlin. Eso es mi culpa y solamente mi culpa. E hice quedar mal a los Steelers… y eso es mi culpa y solamente mi culpa».

El jugador de la franquicia de Pittsburgh no dudó en hablar con sus compañeros para pedir perdón, pero también para decir que sentía vergüenza al ver su imagen. «Sin querer, he cometido un error. He hablado con mis compañeros de equipo y ojalá lo entiendan. Si no es así, tendré que vivir con ello porque este debate está provocando las reacciones más intensas de tanto aficionados como otros jugadores. Y eso no es algo que se merezca esta franquicia ni sus jugadores y técnicos. Siento vergüenza cada vez que veo mi ya famosa imagen. Sin querer, dejé vendidos a mis compañero», confesó en su día.

Toda esta fea polémica le llevó a convertirse en un icono pro Trump, pese a que no era la consecuencia que quería el jugador español. Villanueva, militar, sí que quería apoyar a los miembros de seguridad del país, o al menos eso se especuló desde EEUU al ver su imagen, pero no a Donald Trump directamente. Lo que sí logró Alejandro es que las ventas de su camiseta se disparasen en las siguientes fechas.

Un Ranger en Afganistán

Villanueva nació en la Estación Naval Aérea de Meridian, en Misisipi, ya que su padre es Oficial de la Armada Española que trabaja para la OTAN. Durante su infancia vivió en Rhode IslandEspaña y Bélgica. Fue precisamente en territorio español donde se enamoró del rugby, un primer paso en el mundo del deporte que desembocó en su verdadera pasión: el fútbol americano.

Esta vena militar, que le viene de familia, le llevó a hasta a ser teniente de los Rangers. El ahora jugador estuvo destinado en Afganistán, donde vivió experiencias que le han ayudado a crecer, a madurar, pero que también han sido traumáticas algunas e inolvidables todas.

En una entrevista, Villanueva mostraba algunos de los errores que vivió: «La primera vez que estuve en una misión tenía muchísimo miedo. Estaba aterrorizado porque es ahí cuando te das cuenta de las cosas que pueden pasar. La primera vez que ves a alguien morir junto a ti piensas ‘oh, dios, esto es real’. Tu ya sabes que vas a combatir, pero te imaginas a la gente viva, cuando empieza lo real les ves morir, ves extremidades rotas y gente herida».

Reuters

Pese a que es uno de los últimos héroes de los Steelers gracias a este histórico touchdown, hubo una vez en su vida en la que llegó a aceptar la muerte: «Es una sensación muy, muy loca, así que cuando empiezas, de repente, estás en paz, te levantas y piensas que al día siguiente, si te disparan, te han disparado, que haces eso porque es exactamente lo que quieres hacer y estás donde quieres estar, que es una cosa honorable y que darás la vida por tus compañeros del mismo modo que ellos la darían por ti. Si pisas una mina no es terrible, porque es una muerte rápida. Llega un momento en el que llegas a aceptar la muerte».

Después de estar en hasta tres ocasiones en Afganistán, viviendo la guerra en primera persona. Alejandro Villanueva volvió a Estados Unidos para quedarse de forma definitiva. Sin embargo, este paso nunca es fácil ya que como él mismo dice «cuando vuelves eres como un paciente terminal, no te da miedo de lo que pueda pasarte». Pero el destino tenía algo preparado para él después de los horrores vividos. La gloria, el honor y el reconocimiento tanto en la NFL como en Estados Unidos y España.

EL ESPAÑOL