Ahora sí, ¿legalizamos?

Nudo gordiano

YURIRIA SIERRA

Ahora sí, ¿legalizamos?

¿Ya legalizamos la mariguana, pero no nos atrevemos a decirlo? En realidad no, pero la mesa está más que puesta para que así sea. México tiene puerta abierta, no sólo para convertirse en un país que agrega nuevos frentes para el combate al narcotráfico, sino también en uno que entiende las vertientes de las libertades de cualquier ciudadano. Ambos, temas necesarios para identificarnos como una nación competitiva y que entiende la totalidad de su realidad.
¿Cuánto podría significar en términos de Producto Interno Bruto la legalización, la creación de una industria que abastece a un mercado que, sabemos, no puede controlarse, pues el consumo no depende de la oferta, sino del deseo de cada persona para consumir lo que dé la gana?

¿Cuánta sangre podría ya no derramarse cortando el flujo de efectivo a través del mercado negro, del narcotráfico? Eso ya lo entendió la Corte. Eso nos lo hizo saber el miércoles pasado al declarar inconstitucionales 5 artículos de la Ley de Salud que prohíben el consumo recreativo de la cannabis.

Con esto, los quejosos pueden sembrar, cultivar, poseer, preparar, consumir y transportar la planta. La resolución protege el derecho al libre desarrollo de la personalidad, que asegura que mayores de 18 años puedan decidir las actividades lúdicas que desean realizar.

El fallo fue histórico, lo habrá leído en los últimos días, porque al otorgar dos amparos, los ministros de la Corte sentaron jurisprudencia, pues se alcanzaron los cinco necesarios, de casos similares, de personas que solicitaron permiso de uso recreativo. Esto implica que ninguna autoridad puede prohibir su consumo.

Sin embargo, la mala ejecución y elaboración de las leyes, así como nuestra ambigua retórica sobre drogas, queda en evidencia cuando nos advierten el procedimiento que deberá realizar cualquier ciudadano que desee consumir mariguana con fines recreativos: siempre que sea mayor de 18 años, deberá solicitar el permiso a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, pero éste será rechazado, pues el fallo de la Corte no anula leyes que prohíben el consumo, pero podrá solicitar un amparo que no podrá ser negado por la jurisprudencia asentada.

Ya con el amparo, de nuevo a tocar la ventanilla en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, quien deberá otorgar el permiso. Que mal viaje burocrático.

¿Qué sigue? ¿Cuál debería ser la ruta?

Los ministros deberán notificar su decisión al Poder Legislativo para iniciar el proceso de reforma y evitar que los usuarios recurran a la figura del amparo, el Congreso tendrá 90 días para modificar la ley, aunque está el compromiso de campaña de la bancada del Movimiento Regeneración Nacional y la próxima secretaria de
Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para hacer de éste un debate nacional,  medicinal y recreativo, por lo que la modificación de leyes podría darse en otros términos.

“Sin embargo, nos enfrentamos hoy a otro problema, que son los lineamientos que presento Cofepris: son lineamientos fuera de la ley, es un invento de la Cofepris, hace año y medio se modificó en el Congreso la Ley General de Salud, que permite el uso de mariguana medicinal, estaba obligada a emitir lineamientos, no lo hace, y hoy sale…”, me comentó Rosemary Safie, una de las activistas más relevantes que ha apoyado a pacientes que buscaron amparo para el uso de cannabis medicinal, en una mesa se discusión ayer en Imagen Noticias.“No es un reglamento.

 Un lineamiento, solamente puede decirles qué hacer a los subordinados de esa dependencia. Con este invento que se aventó la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, quiere regular a los ciudadanos. Quiere coartar del derecho a la salud a los ciudadanos…”, agregó Rosemary Safie.

Es decir, lo anunciado ayer por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios corresponde a lo reglamentado hace más de dieciocho años, ¿cuánto tendremos que esperar para que se pronuncie sobre la jurisprudencia asentada a favor de la mariguana lúdica? Mientras ellos se deciden, todas las consecuencias del narco ahí seguirán.