Disponibles, 700 toneladas de cemento para obra pública

 

Con tres meses de retraso, debido al incumplimiento de un proveedor, finalmente llegó una parte de las 700 toneladas de cemento que la administración municipal adquirió –vía licitación– para atender con recursos propios el rezago de obra, y se elabora un proyecto para reconstruir calles del centro de la ciudad dañadas, informó el director de Obras Públicas, José Alberto Eduardo Robledo y Landero.

De acuerdo con el funcionario ya se hace algunas reparaciones, aunque dejó en claro que durante los últimos meses, en mayor o menor medida, realizaron acciones en todo el municipio. Hubo limitaciones –continuó–, porque el cemento debió llegar hace tiempo: “A finales de abril se programó el gasto para el resto del año y hubo una licitación, pero el ganador incumplió el contrato”.

Relató que debido al monto de la inversión se debió realizar una segunda licitación, como lo marca la normativa, y esto demoró tres meses la adquisición del material: “El retraso generó un costo político importante, dada la percepción social de las acciones del Gobierno Municipal”.

José Alberto Eduardo Robledo explica que “así es el camino de la transparencia y el buen uso de los recursos públicos. No puedo ir a una tienda de materiales, sacar billetes y comprar 700 toneladas de cemento. Esto no sucede. Todo debe ser visible, integrarse a un expediente y que la Dirección de Administración licite los contratos de suministro”.

Personal de la Dirección de Obras Públicas comenzó a trabajar en la calle Lázaro Cárdenas, en la salida a la carretera vieja a Coatepec, donde por falta de material no podía repararse un bache de 8 por 2.5 metros de superficie: “Le pusimos asfalto en varias ocasiones, pero era un remedio temporal, porque necesitábamos cemento”.

Entre las obras detenidas que se atenderá esta semana destaca la construcción, junto con la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Xalapa (CMAS), del drenaje pluvial de la colonia Las Minas, que resolvería el problema de las inundaciones que se presentan en la zona y se concluirá en un máximo de tres semanas, con una calle totalmente reconstruida.

En cuanto a las vialidades del Centro por reparar, José Alberto Eduardo Robledo adelantó que contemplan la calle Revolución, “destrozada por la introducción de la red primaria de agua potable durante la administración pasada. Una vez que todos los vecinos estén de acuerdo, comenzaremos de inmediato”.