Canadá debatirá el control de armas tras recientes ataques

 

El gobierno de Canadá presentó este lunes ante el Parlamento un decreto que plantea requisitos más estrictos para la venta y posesión de armas

 

OTTAWA.

El gobierno canadiense presentó ante el Parlamento Federal el decreto C-71, que plantea requisitos más estrictos para la venta y posesión de armas, luego de los recientes ataques masivos y varios incidentes con armas, uno de ellos en un parque infantil de Toronto que hirió a dos niñas.

El primer ministro Justin Trudeau dijo, tras reunirse con la policía de Fredericton, localidad donde el viernes un atacante mató a cuatro personas, entre ellas dos policías, que su gobierno busca hacer más estricto el chequeo de quienes buscan comprar un arma y analizar más a fondo si la persona tiene alguna enfermedad mental.

“La legislación hará a nuestras comunidades más seguras. Estamos analizando si necesitamos ir más allá (en el control de armas) o dar nuevos pasos”, agregó Trudeau luego de visitar el memorial en la sede de la policía.

El pasado viernes se registró un ataque en la provincia atlántica de New Brunswick en donde murieron dos civiles y dos policías. El atacante Matthew Vincent Raymond, de 48 años, fue herido por la policía en el abdomen y se encuentra hospitalizado.

Los hechos se registraron la mañana del viernes, a las 07:00 horas en un edificio de departamentos de Fredericton, cuando el músico Donald Adam Robichaud, de 42 años, salió del inmueble con su pareja Bobbie-Lee Wright de 32 años, y fueron acribillados con disparos de un arma larga que salían desde la ventana de uno de los departamentos.

Los dos policías que atendieron la llamada de emergencia, Robb Costello, con 20 años de servicio y Sarah May Burns, con dos años se servicio, fueron alcanzados por las balas y murieron en el lugar. El atacante fue arrestado por los demás miembros de la policía y se encuentra hospitalizado.

El atacante Matthew Vincent Raymond vivía en el departamento 11 del mismo complejo de edificios, pero no el mismo donde vivía Robichaud.

La administradora del edificio informó que Raymond se había mudado hace sólo cuatro meses y lo describió como un inquilino “respetuoso y amable” que pagaba en efectivo su renta cada mes.

La dueña de una cafetería aledaña lo describió como un cliente “platicador” aunque solitario que siempre andaba en bicicleta y gustaba de jugar videojuegos de “disparadores”.

Raymond enfrenta cuatro cargos por homicidio en primer grado y deberá presentarse ante la corte el 27 de agosto.

En una semana la policía de Fredericton realizará un funeral de regimiento en honor a los dos policías caídos en cumplimiento de su deber, ambos padres de familia.

En los últimos cuatro meses se han registrado el Toronto dos ataques masivos en donde murieron 12 personas y otras 28 resultaron heridas, una de ellas no volverá a caminar.

Además, también en Toronto, se han registrado diversos incidentes con armas. Uno de ellos se registró en un parque infantil donde dos niñas resultaron heridas de bala.