Tensión y disturbios en Zimbabue a la espera de resultado electoral

 

Manifestantes chocan con las fuerzas de seguridad mientras aguardan el anuncio de los resultados de las elecciones presidenciales; se reporta al menos un muerto

 

HARARE.

Una serie de disparos se escucharon el miércoles en las calles de la capital de Zimbabue tras la intervención de soldados para dispersar a manifestantes que se enfrentaban con la policía, luego de que el principal líder de la oposición acusó al partido gobernante de intentar manipular el resultado de las elecciones.

Al menos una persona murió baleada por los soldados cerca de una parada de autobús, dijeron testigos.

Observadores de la Unión Europea cuestionaron el desarrollo de la elección presidencial y parlamentaria, los primeros comicios en el país africano desde que Robert Mugabe fue derrocado en noviembre en un golpe de Estado después de casi 40 años en el poder.

El líder del opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), Nelson Chamisa, dijo en Twitter que había ganado el “voto popular” en las elecciones del lunes, en las cuales desafió al sucesor de Mugabe, Emmerson Mnangagwa, del partido gobernante Zanu-PF.

Por su parte, Mnangagwa también usó Twitter para instar a la calma y la paciencia antes de que se anuncien los resultados.

Partidarios de la oposición en el centro de Harare quemaron neumáticos, bloquearon algunas calles y se enfrentaron con la policía, que respondió disparando cañones de agua para dispersar a los manifestantes.

Luego llegaron al lugar soldados y posteriormente se escucharon disparos y un helicóptero del Ejército sobrevolando el cielo de la ciudad, según testigos.

RETRASAN RESULTADOS

La comisión electoral había dicho que comenzaría a anunciar los resultados de la elección presidencial a partir de las 1030 GMT, pero funcionarios dijeron más tarde que los darán a conocer el jueves.

Chamisa acusó a ZANU-PF de intentar robar las elecciones y culpó a la comisión electoral de publicar primero los resultados parlamentarios para preparar a los zimbabuenses para la victoria de Mnangagwa.

Por su parte, el observador jefe de la UE, Elmar Brok, dijo que aún no sabía si los problemas detectados tuvieron un efecto en el resultado de la votación, pero criticó a la comisión electoral por ser a veces “unilateral”.

La evaluación de la UE es clave para determinar si Zimbabue puede perder su condición de país paria, ya que podría ayudar a atraer inversores y provocar un renacimiento económico.

“Mientras más tiempo dure el desconocimiento de los resultados de las elecciones presidenciales, mayor será la falta de credibilidad que brinda”, aseguró.