Cae sospechoso de desaparición de los 3 italianos en Jalisco

 

La PGR anuncia la detención de José Guadalupe “N”; presume que está ligado en el caso de la desaparición de Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino en Tecalitlán

 

CIUDAD DE MÉXICO

Esta mañana la Procuraduría General de la República anunció la detención de dos presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), entre ellos, José Guadalupe “N”, quien se presume está relacionado con la desaparición de los tres italianos desaparecidos en Tecalitlán.

En un mensaje, el director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Omar Hamid García, destacó que José Guadalupe “N”, capturado en Zapopan, Jalisco, presuntamente era el responsable de entregar recursos económicos a policías de Tecalitlán.

Sobre este punto, aseguró que fueron agentes de esa localidad quienes “se encargaron de entregar a las tres personas de origen italiano” Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino.

Afirmó que durante la aprehensión de estas personas, que ya fueron trasladadas a la Ciudad de México, no se efectuó ni un disparo y se les aseguraron armas, cartuchos útiles, drogas y un vehículo.

De acuerdo con García Harfuch, las detenciones se lograron gracias al trabajo coordinado entre la PGR, la Sedena y la Policía Federal.

ÚLTIMA LLAMADA

El pasado 31 de enero, la familia Russo en Nápoles, Italia, perdió comunicación con Raffaele y su hijo Antonio, además de Vicenzo Cimmino, su sobrino. Ellos estaban en el municipio de Tecalitlán, Jalisco.

“La última vez que hablamos con nuestro padre eran las 1:15 pm, hablé yo y todo estaba bien. Luego iniciamos a llamarlo porque mi papá nos estaba acostumbrado a llamarnos con frecuencia, por eso desde las 3:00 pm iniciamos a llamarlo y el teléfono estaba apagado.

“Desde las 5:00 pm pudimos localizar el GPS de su automóvil y logramos ubicar que se encontraba en Tecalitlán”, comentó Daniele Russo, hijo de Raffaele Russo.

Habrían sido interceptados por presuntos policías municipales, al menos eso fue lo último que supieron por un mensaje telefónico de voz.

La desaparición de estas tres personas en enero pasado provocó distintas manifestaciones en la ciudad de Nápoles para exigir a las autoridades mexicanas justicia en este caso.