Festival reúne multitud en Río para pedir libertad de Lula

 

El ‘Festival Lula Libre’ llenó por completo la turística plaza de los Arcos da Lapa, en el centro de Río de Janeiro; el expresidente es el máximo favorito para vencer las elecciones

 

RÍO DE JANEIRO

Un inédito concierto musical ofrecido gratuitamente por 42 conocidos cantantes brasileños, incluyendo a los famosos Gilberto Gil y Chico Buarque, reunió este sábado a una multitud en Río de Janeiro para pedir la libertad del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El “Festival Lula Libre” llenó por completo la turística plaza de los Arcos da Lapa, en el centro de Río de Janeiro, y dejó clara la movilización de gran parte de la clase artística en defensa del exjefe de Estado, preso desde el 7 de abril para cumplir una condena de 12 años de prisión por corrupción.

Los artistas se turnaron pera corear el eslogan “Lula libre” en un “acto cultural y político en defensa de la democracia y contra la detención del expresidente”, a quien consideraron un “preso político” y víctima de una persecución por parte de jueces que lo condenaron “sin pruebas” para impedirle que vuelva a la presidencia.

El evento también fue aprovechado para propagar la candidatura de Lula, que pretende disputar las elecciones presidenciales de octubre pese a estar encarcelado, a que enfrenta otros seis procesos judiciales y a que está virtualmente inhabilitado debido a que la legislación veta las aspiraciones de personas cuya condena ha sido confirmada por tribunales de segunda instancia, como en su caso.

Pese a esos impedimentos, el ex jefe de Estado es el máximo favorito para vencer las elecciones y los últimos sondeos le atribuyen un favoritismo del 33%, más del doble del que tiene su principal rival, el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro (15%).

El evento fue abierto por la Orquesta Voadora en la tarde de este sábado y en el palco se fueron relevando los diferentes cantantes y grupos, entre ellos los sambistas como Beth Carvalho, Jards Macalé y Noca da Portela y representantes de la música popular brasileña como Chico César y Ana Cañas.

La previsión de sus organizadores, entre ellos el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, es que concluya en la madrugada del domingo con las esperadas presentaciones de Chico Buarque y Gilberto Gil, dos históricos representantes de la música popular brasileña, que nunca han escondido su favoritismo por Lula y que se presentaron juntos por última vez en 1973, durante la dictadura militar.

El evento también fue aprovechado para propagar la candidatura de Lula, que pretende disputar las elecciones presidenciales de octubre pese a estar encarcelado, a que enfrenta otros seis procesos judiciales y a que está virtualmente inhabilitado debido a que la legislación veta las aspiraciones de personas cuya condena ha sido confirmada por tribunales de segunda instancia, como en su caso.

Pese a esos impedimentos, el ex jefe de Estado es el máximo favorito para vencer las elecciones y los últimos sondeos le atribuyen un favoritismo del 33%, más del doble del que tiene su principal rival, el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro (15%).

El evento fue abierto por la Orquesta Voadora en la tarde de este sábado y en el palco se fueron relevando los diferentes cantantes y grupos, entre ellos los sambistas como Beth Carvalho, Jards Macalé y Noca da Portela y representantes de la música popular brasileña como Chico César y Ana Cañas.

La previsión de sus organizadores, entre ellos el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, es que concluya en la madrugada del domingo con las esperadas presentaciones de Chico Buarque y Gilberto Gil, dos históricos representantes de la música popular brasileña, que nunca han escondido su favoritismo por Lula y que se presentaron juntos por última vez en 1973, durante la dictadura militar.