Morena, mandón en el Senado; es el único que puede presidir la Jucopo

 

En alianza con el Partido del Trabajo, podrá tener la votación necesaria para presidir la Mesa Directiva el tiempo que considere pertinente; el poder del partido hace recordar el que tenía la Gran Comisión

 

CIUDAD DE MÉXICO.

Aunque dejó de existir en los primeros días del año 2000, el poder absoluto de la Gran Comisión del Senado volverá de facto en la LIV Legislatura, pues la abrumadora mayoría de Morena, que controlará al menos el 43% del pleno, le permitirá ser la única fuerza política con derecho a presidir la Junta de Coordinación Política, ya que ningún otro partido logró el 25% mínimo requerido para encabezarla, pues el PAN sólo tendrá el 19% del poder interno.

Además, ese poder absoluto, que afianza con los integrantes de su aliado político, el PT, le permitirá tener la votación necesaria para presidir la Mesa Directiva el tiempo que considere pertinente.

La Gran Comisión fue el único órgano de gobierno que existió en el Congreso de la Unión cuando estaba dominado por el PRI.

Concentró el poder que ahora tienen la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política, por lo que tomaba las decisiones de cómo gastar el dinero, autorizar los viajes internacionales, decidir la contratación de absolutamente todo el personal, designar —no consensuar— a los presidentes de todas las comisiones y subcomisiones, así como determinar qué partido político podía presidir una Comisión, aunque por lo regular siempre eran los priistas.

La última que presidió la Gran Comisión fue la priista María de los Ángeles Moreno y ella fue la primera presidenta de la Mesa y de la Junta, en el periodo de transición hacia los nuevos dos órganos de gobierno, durante el año 2000, pero fueron el priista Enrique Jackson y el panista Diego Fernández de Cevallos quienes inauguraron la distribución del poder entre ambas fuerzas políticas.

Hoy, a 18 años de distancia, el Senado regresará, de facto, al poder único de un partido político en sus órganos de gobierno.

La Ley Orgánica del Congreso de la Unión dice que la Mesa Directiva del Senado tiene 15 facultades, una de ellas es “dirigir las tareas de las secretarías generales, la Tesorería, las unidades administrativas y el Centro de Capacitación y Formación Permanente del servicio civil de carrera, con objeto de asegurar su buen desempeño y acordar con sus titulares los asuntos de su competencia”.

Mientras que la Junta tiene siete atribuciones, como “impulsar la conformación de acuerdos relacionados con el contenido de las propuestas, iniciativas o minutas que requieran de votación por el Pleno, a fin de agilizar el trabajo legislativo; presentar al pleno, por conducto de la Mesa Directiva, propuestas de puntos de acuerdo, pronunciamientos y declaraciones de la Cámara que signifiquen una posición política de la misma.

“Proponer al pleno, a través de la Mesa Directiva, la integración de las comisiones, con el señalamiento de las respectivas juntas directivas, así como a los senadores que integrarán la Comisión Permanente; proponer al pleno la integración de las comisiones a más tardar en la tercera sesión ordinaria del primer periodo de sesiones del primer año de la legislatura, cuando se presente una iniciativa con el carácter de preferente o se reciba el oficio del Ejecutivo Federal señalando dicho carácter a iniciativas presentadas con anterioridad.

“Elaborar el programa legislativo de cada periodo de sesiones, el calendario de trabajo para su desahogo y puntos del orden del día de las sesiones del Pleno, y realizar reuniones con la Mesa Directiva, o con su Presidente, para dichos efectos y proponer al Presidente de la Mesa Directiva a los senadores que integren las delegaciones para atender la celebración de reuniones de carácter internacional”, dice la Ley.

Para presidir la Mesa no hay más requisito que contar con el voto de la mitad más uno del pleno, pero para presidir la Junta, el artículo 85, numeral cinco, ordena que “la Presidencia de ésta será ejercida, en forma alternada y para cada año legislativo, por los coordinadores de los grupos parlamentarios que cuenten con un número de senadores que representen, al menos, el 25% del total de la Cámara”.

Y en los próximos seis años ese derecho lo tendrá sólo Morena, porque el PAN tendrá el 19% y el PRI sólo el 10 por ciento.

PESOS

La Mesa Directiva y la Jucopo tienen el siguiente poder.

Deciden cómo gastar el dinero.
Autorizan los viajes internacionales.
Deciden la contratación de absolutamente todo el personal.
Designan a los presidentes de todas las comisiones y subcomisiones.
Determinan qué partido político podía presidir una Comisión, aunque por lo regular siempre eran los priistas.