Atentado rompe tregua en Afganistán; al menos 26 muertos

 

Un coche bomba estalla en la provincia afgana de Nangarhar durante un alto al fuego decretado por los talibanes; las autoridades sospechan del Estado Islámico

 

KABUL.

Un coche bomba dejó al menos 26 muertos en medio del encuentro de combatientes talibanes y militares afganos en la provincia oriental de Nangarhar el sábado, dijo un funcionario, mientras soldados y militantes en otras partes del país celebraban un cese al fuego sin precedentes.

Decenas de militantes talibanes habían ingresado más temprano a la capital afgana y otras ciudades para celebrar una tregua que marca la festividad del Eid Al Fitr, el final de la temporada de ayuno del Ramadán.
Pero en algunas provincias los insurgentes portaban lanzacohetes, granadas y otras municiones.

Attaullah Khogyani, portavoz del gobernador provincial de Nangarhar, confirmó que un coche bomba fue responsable del ataque en la ciudad de Ghazi Aminullah Khan, en la carretera de Torkham-Jalalabad. Anteriormente había dicho que se debía a una granada propulsada por cohete.