Bitácora: Futbol y matemáticas

POR PASCAL BELTRÁN DEL RÍO

Hace cuatro años, el físico teórico y cosmólogo Stephen Hawking –fallecido en marzo pasado– fue convocado por la casa de apuestas británica Paddy Power para ver si podía desarrollar una fórmula que predijera las posibilidades de éxito de la selección de Inglaterra en el Mundial de Futbol de Brasil.

Durante un mes, Hawking analizó los resultados de la selección inglesa en copas del Mundo y concluyó que si bien los triunfos y las derrotas de un equipo nacional en los Mundiales obedecen a hechos no conectados unos con otros, sí es posible encontrar, en la estadística, una serie de patrones que sirven, al menos, para entretenerse.

Siguiendo ese ejercicio, me di a la tarea de revisar el paso de la Selección Mexicana por las 15 ediciones de la Copa del Mundo en las que ha participado. La publiqué en 2014 y aquí actualizo los datos.

La Selección Mexicana –a la que llamaré el Tri a pesar de que el uniforme oficial verde, blanco y rojo no apareció, sino hasta la Copa del Mundo de 1986– ha disputado 53 partidos mundialistas, de los cuales ha ganado 14, empatado 14 y perdido 25. Ha metido 57 goles y le han anotado 92.

El Tri ha jugado partidos mundialistas en 34 ciudades diferentes –siete de ellos en la Ciudad de México– y se ha enfrentado a los equipos de 34 países distintos, ocho de ellos más de una vez. Tres de esos países ya no existen.

Arriba decía que la Selección Mexicana estrenó el uniforme que le dio el mote de Tri apenas hace ocho ediciones de la Copa del Mundo, aunque usó por primera vez la playera verde en Suecia 1958, en su partido contra el anfitrión. Antes de esa vez, México se distinguía por su playera guinda, misma que siguió usando por algunos años.

De los 53 partidos que ha disputado en Mundiales, 31 lo ha hecho con playera verde; doce con guinda o roja; ocho con blanca; uno con negra, y otro, el encuentro contra Suiza en la Copa del Mundo de 1950, con una camiseta a rayas.

Con la verde, México tiene sus mejores resultados en Mundiales: 12 ganados, seis empatados y 13 perdidos, o una efectividad –contando puntos a la usanza moderna– de 45.16 %.

Saltando a la cancha con playera de cualquier otro color, la efectividad del Tri en Mundiales se reduce a más de la mitad: en 22 partidos ha cosechado apenas 14 puntos (21.21%).

Pero, más allá del uniforme que use, ¿con quién le ha ido mejor al Tri, contra rivales americanos o europeos? Sin duda, con los segundos. Ha jugado contra ellos 32 partidos, de los cuales ha ganado ocho y en los que ha cosechado 33 puntos (34.37%).

En cambio, contra rivales americanos, México sólo tiene dos triunfos (El Salvador y Ecuador) en 14 partidos, por tres empates y nueve derrotas; una efectividad de 21.42%.

Cuando el Mundial ha sido en América, al Tri le ha ido mejor que cuando se ha jugado en Europa. En el primer continente, ha disputado 29 partidos, de los que ha ganado nueve, empatado seis, y ha perdido 14. Su efectividad en América es de 37.93 por ciento.

En suelo europeo, México ha disputado 16 partidos mundialistas, de los que sólo ha ganado dos (Corea del Sur e Irán); ha empatado seis y ha perdido ocho. Allí, su efectividad es de 25 por ciento.

Ojo: cuando la Copa del Mundo se ha celebrado del otro lado del charco, México nunca le ha ganado a un rival europeo. En diez partidos disputados, tiene cuatro empates y seis derrotas.

¿Qué día de la semana le sienta mejor a México en los Mundiales? La mayoría de sus 53 partidos los ha disputado en domingo (14), sábado (10) y miércoles (8). En domingo, ha cosechado 14 de 42 puntos; pero en miércoles, apenas cinco de 24.

En el Mundial de Rusia, que comienza hoy, México jugará así sus partidos de la fase de grupos: el domingo 17 de junio contra Alemania; el sábado 23 contra Corea del Sur, y el miércoles 27 contra Suecia. Como digo, los tres días de la semana en que en más ocasiones ha jugado el Tri en su participación en las Copas del Mundo.

México se estrenará contra Alemania, selección a la que nunca ha vencido en tres partidos mundialistas disputados. Y, repito, aún tiene que anotarse su primer triunfo contra una selección europea cuando el Mundial es en Europa.

La altitud promedio de las 34 ciudades en las que México ha jugado algún partido mundialista es de 282 metros sobre el nivel del mar (msnm). Por encima de ese promedio, la efectividad del Tri es de 44.44%; por debajo, de 25%. En Rusia, el Tri jugará la ronda de grupos a una altitud promedio de 164 msnm. Sus partidos serán en Moscú (156), Rostov (100) y Ekaterimburgo (237).

¿Significa algo este conjunto de datos? No lo sé. Pero espero que usted se haya entretenido leyéndolos tanto como yo me divertí buscándolos.