Se reúnen directivos de Casas de Cultura en la entidad

 

Citlaltepetl, Papantla, Tlapacoyan, Coatepec, Yanga, Acula y San Andrés sedes de dichos encuentros, concluyen este 12 de junio en Acayucan.

 

Veracruz, Ver., 07 de junio de 2018.- El Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) ha realizado en este primer semestre de 2018, siete reuniones de Casas de Cultura en la entidad, con la presencia de autoridades municipales, directivos y gestores culturales, a fin de fortalecer la vinculación entre los diferentes sectores y renovar la filiación al Circuito Estatal de Casa de Cultura.

Por medio de este circuito, las autoridades del IVEC pueden brindarles apoyos de asesoría a proyectos, refuerzos a la difusión de actividades artísticas y la estructuración de planes de trabajo.

Las sedes de estas reuniones fueron Citlaltepetl y Papantla en la región norte del estado, en la Huasteca y el Totonacapan; Tlapacoyan y Coatepec en la zona centro; Yanga en la región central de las grandes montañas; Acula en el sotavento veracruzano y la última en San Andrés Tuxtla en las selvas veracruzanas. El ciclo de reuniones concluye este 12 de junio, con una última reunión en Acayucan en la región istmo.

Cabe señalar que este tipo de reuniones no se realizaban desde hace cuatro años, cuando en 2014 se celebró en Soledad de Doblado la última plenaria del Circuito Estatal de Casas de Cultura. Dado la situación geográfica de los recintos y la consideración de traslado y viáticos de los participantes, la convocatoria de este año se abrió en ocho sedes, en las cuales podían acudir los directivos y promotores de Casa de Cultura, como lo considerara según su agenda y compromisos de trabajo.

La convocatoria a las reuniones se hizo en abril de 2018, visitando personalmente a directivos de casas de cultura, para conocer las dinámicas de trabajo de los mismos, resaltando la importancia y beneficios de ser parte del Circuito Estatal de Casa de Cultura del IVEC.

De esta forma, durante 2018 el Encuentro Estatal de Casas de Cultura, se efectuó en ocho reuniones de trabajo en 8 municipios, distribuidos a lo largo de la entidad. La razón primordial era facilitar el movimiento de los asistentes, según su ubicación geográfica.

El principal acierto de la nueva modalidad de reunión fue una mayor participación de directivos de Casas de Cultura, fomentando un diálogo multidireccional, que enriquecen las opiniones, propuestas e ideas de los participantes; así como conocer las fortalezas de cada recinto.