El Tri y la sombra de los escándalos en grandes torneos

  

Desde los incidentes de la Sub-22 en Ecuador hasta la fiesta de los seleccionados antes del Mundial de Rusia, estos son los escándalos que han protagonizado los jugadores del Tri.

  

Ciudad de México

Pasó antes de la Copa América 2011 y también durante la Conderaciones de 2013. Seleccionados mexicanos protagonizaron escándalos con fiestas, algo que ha vuelto a ocurrir a unos días del comienzo de la Copa Mundial de Rusia 2018.

El sábado 25 de junio de 2011, algunos miembros del Tri Sub-22, que se disponía a participar en la Copa América, denunciaron un robo en sus habitaciones del Hotel Quito de Ecuador, donde se encontraban para disputar un amistoso contra la selección local.

Lo que comenzó como una denuncia destapó lo que en realidad había ocurrido. Al revisar los videos de seguridad del hotel, los investigadores se dieron cuenta que los futbolistas en cuestión habían metido a cuatro prostitutas, quienes habrían facilitado la entrada a los ladrones.

Tras el incidente, la Dirección de Selecciones Nacionales expulsó de la concentración a los ocho jugadores involucrados: Israel Jiménez, Néstor Vidrio, David Cabrera, Jorge Hernández, Jonathan dos Santos, Marco Fabián, Javier Cortés y Néstor Calderón. Además, los inhabilitó para jugar en selección por seis meses y les puso una multa de 50 mil pesos.

Dos años después, el Tri mayor se vio involucrado en un escándalo cuando jugadores y miembros del cuerpo técnico acudieron al table dance Termas Centaurus en Río de Janeiro después del partido contra Italia en la Copa Confederaciones.

Según el diario Reforma, seis jugadores fueron identificados por personal del lugar: Giovani dos Santos, Andrés Guardado, Javier Aquino, Javier “Chicharito” Hernández, Francisco “Maza” Rodríguez y Aldo de Nigris. Mientras que el periodista brasileño Ancelmo Gois dijo que nueve futbolistas estuvieron en el antro.

José Manuel “Chepo” de la Torre, entonces técnico del equipo, desmintió la versión del periódico al asegurar que después del partido ante la Azzurra todos fueron a cenar y nada más. Sin embargo, turistas mexicanos que estuvieron en el lugar también confirmaron la versión del diario.

Ahora previo al Mundial de Rusia 2018, varios seleccionados organizaron una fiesta con mujeres en una casa de las Lomas de Chapultepec en la Ciudad de México, según una revista de espectáculos, luego del partido de despedida ante Escocia que el Tricolor ganó 1-0 en el Estadio Azteca.

Jugadores como Guillermo Ochoa, Héctor Herrera, los hermanos Dos Santos, Marco Fabián, Raúl Jiménez, Carlos Salcedo, Tecatito Corona y Jesús Gallardo fueron vistos en el lugar.

Los seleccionados tenían la noche libre y debían reportar en el Centro de Alto Rendimiento a las 19:00 horas del domingo para trasladarse al aeropuerto y emprender el viaje a Dinamarca, donde jugarán el último amistoso antes del Mundial.

LAS OTRAS FIESTAS DEL TRI

Jugadores del Tri también organizaron fiestas en las habitaciones de su hotel después de partidos amistosos en junio de 2008 y septiembre de 2010. En la primera, Oswaldo Sánchez fue detenido por la policía de Chicago por invasión de propiedad privada y resistencia al arresto.

Tras un amistoso ante Colombia en septiembre de 2010, 13 seleccionados fueron sancionados por organizar una fiesta en el Camino Real de Monterrey. Carlos Vela y Efraín Juárez fueron castigados con seis meses fuera del Tri.

Por su parte, Rafael Márquez, Gerardo Torrado, Guillermo Ochoa, Maza Rodríguez, Carlos Salcido, Pablo Barrera, Giovani Dos Santos, Javier Hernández, Andrés Guardado, Enrique Esqueda y Héctor Moreno solo fueron multados.