Razones: El equipo económico de López Obrador

POR JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ

Ningún candidato ha hablado tanto de cómo será y con quiénes formará equipo en caso de ganar la presidencia como López Obrador. Sin embargo, en muchos ámbitos eso no ha generado certidumbre. Hemos visto, apenas el domingo, cómo la economista Alicia Bárcena fue propuesta por el candidato de Morena como representante ante la ONU, a lo que Bárcena, respondió, sorprendida, que, primero, nunca nadie le había ofrecido esa posición y segundo, que si fuera así, no la aceptaría. Nadie tampoco parece estar confiado en que el gabinete que anunció hace ya varias semanas López Obrador vaya a ser el que lo acompañe no a la residencia oficial de Los Pinos, donde dice que no despachará si gana las elecciones del próximo primero de julio.

Pero si hay un área donde parece haber certidumbre en el equipo de López Obrador en caso de llegar al gobierno es en el del manejo económico y financiero. Es también el equipo menos conocido del candidato de Morena y, quizás, el que podría tener mayor independencia, porque es evidente que no es un tema que maneje el candidato.

Lo encabeza un hombre de toda su confianza, Carlos Manuel Urzúa, quien ya fue su secretario de Finanzas en el DF, reemplazado luego por el tristemente célebre Gustavo Ponce Meléndez, descubierto jugando millones de pesos en las Vegas. Urzúa es matemático por el ITESM con doctorado en economía por la Universidad de Wisconsin. El nombramiento de Urzúa, un hombre relativamente poco conocido en el mundo de las grandes finanzas, pero sí en la academia, confirma que López Obrador nombrará en posiciones delicadas solamente a personas que conozca directamente y en las que confía. Carlos Urzúa es, insistimos, de todas sus confianzas.

Arturo Herrera Gutiérrez sería un muy posible subsecretario del ramo. Economista por la UAM Iztapalapa, con maestría en el Colegio de México y estudios de doctorado en NYU. Lleva ocho años trabajando en el Banco Mundial donde es Practice Manager: Governance Global Pratice, Public Service and Performance Latin America and the Caribbean. Ya ha trabajado en un área en la subsecretaría del ramo y fue el tercer Secretario de Finanzas del DF de AMLO, justo después de la salida de Gustavo Ponce.

Otro personaje central en ese equipo es Gerardo Esquivel Hernández, quien se dice que podría ser subsecretario de egresos. Economista de la UNAM con maestría en el Colmex y doctorado en la Universidad de Harvard, Gerardo dejó su cargo en el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República para sumarse a la campaña de AMLO. Es un economista técnicamente muy sólido, ligado a la izquierda intelectual a través del grupo Democracia Deliberada. Esquivel es, además, esposo de Graciela Márquez, a quien López Obradorpropone como su secretaria de Economía.Carlos Romero Aranda sería la opción a procurador Fiscal. Abogado fiscalista, socio del despacho Del Rey, Romero, Nava, Pinzón y asociados. Es especialista en materia administrativa, con doctorado en derecho por la Universidad de Salamanca y por la Universidad Panamericana. Además, ya fue director de Amparos de contra Leyes de la SHCP.

Abel Mauro Hibert, es economista del ITAM, con maestría en la Universidad de Pensilvania. Ha sido comisionado en la Comisión Federal de Telecomunicaciones. Abel es un hombre muy cercano a Alfonso Romo (quien siendo central en la campaña de López Obrador no termina de quedar en claro si aceptaría o no una posición en el equipo de gobierno de Andrés Manuel). Por su perfil, Abel pudiera ser titular de la CNBV. Actualmente es asesor económico del candidato.

Hay otros nombres que podrían integrar ese equipo como Edgar Amador, exsecretario de Finanzas de la CDMX, muy cercano a Carlos Urzúa. Se asegura que el exdirector del SAT, Aristóteles Núñez, también
ha tenido acercamientos con López Obrador.

Si Romo, más allá de Urzúa, será un personaje de peso en la construcción del equipo económico de López Obrador, se estima que también lo tendrá, en muchos ámbitos, Marcelo Ebrard, sin duda el político más completo del entorno de López Obrador. Y entre ellos, sobre todo, para el área económica, destacan Mario Delgado, senador y exsecretario de Finanzas del DF, y Vidal Llerenas, quien actualmente es candidato a delegado en Azcapotzalco.

También en los ámbitos económicos y financieros se dice que, en caso de ganar López Obrador o cualquier de los otros candidatos, en el periodo de transición se deberían aprobar tres reformas legales par a darle solidez y certidumbre a la economía y al sector financiero: las iniciativas de ley para darle autonomía a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro y al Servicio de Administración Tributaria.

Si éste fuera el esquema de gobierno y los personajes involucrados, se podría confiar en un amplio margen de certidumbre en el sector.

SANTIAGO NIETO EN MORENA

Santiago Nieto no lo destituyeron de la Fiscalía Electoral por investigar el caso Odebrecht, sino por divulgar información y mostrar evidente parcialidad en el mismo. Santiago, más allá de ser un político capaz e inteligente, era evidente que quería ser actor, no árbitro. Ahora, Santiago está donde ya estaba, pero donde no podía estar siendo fiscal, en el equipo de López Obrador.