Corte da entrada a amparo para gestación subrogada

…..

El máximo tribunal del país, junto con otros asuntos similares que han llegado ante los ministros, busca consolidar un criterio sobre las legislaciones que regulan a los también llamados vientres de alquiler
CIUDAD DE MÉXICO.

A propuesta del ministro Arturo Zaldívar, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidió reasumir su competencia para conocer un amparo sobre gestación subrogada en familias homoparentales y personas solteras en Tabasco.

De esta forma, la Primera Sala, tendrá la oportunidad de analizar si las normas que regulan los procesos de reproducción asistida en ese estado resultan violatorias de los derechos fundamentales de igualdad, no discriminación y libre desarrollo de la personalidad, así como los derechos de las mujeres e interés superior del menor.

Y es que el máximo tribunal del país, junto con otros asuntos similares que han llegado ante los ministros, busca consolidar un criterio sobre las legislaciones que regulan a los también llamados vientres de alquiler.

En el caso, una pareja señaló que todo el sistema de regulación de la gestación subrogada en Tabasco está basado en una “concepción heteronormativa” del matrimonio y de la familia, visión que excluye injustificadamente del rango de protección constitucional a familias homoparentales, así como a personas solteras que desean conformar una familia.

En su demanda de amparo se expuso que varios artículos del Código Civil del Estado establecen un rango de edad arbitrario entre 25 y 35 años de edad para que la mujer gestante pueda ser contratada como tal.

“Dicha limitación en cuanto a la edad de la mujer gestante resulta violatoria del derecho fundamental a un libre desarrollo de la personalidad al ser injustificada y, por tanto, arbitraria”, sostuvo la pareja ante la Corte.

Además, se resaltó que la regulación prevé la práctica de exámenes médicos previos a la realización del procedimiento para corroborar que la mujer gestante no posea algún padecimiento que “ponga en riesgo el bienestar y sano desarrollo del feto durante el periodo gestacional”, situación que consideran transgrede los derechos de las mujeres al dar prioridad al “bienestar y sano desarrollo del feto” por encima de la salud e integridad de la mujer gestante.

Con información de Excelsior