Con Morena tenemos una incapacidad que solo beneficia a los delincuentes: Américo Zúñiga

…..

Recriminó que con la coalición PAN-PRD como gobierno tenemos intolerancia y soberbia que impide articular una coordinación efectiva en bien de la población.

Amércio Zúñiga Martínez, dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), señaló que mientras la delincuencia y la inseguridad siguen en aumento en todo Veracruz y en Xalapa, vemos al Gobernador del Estado y al alcalde de esta ciudad, enfrascados en una guerra inútil que en nada abona a nuestra sociedad.

En conferencia de prensa sostuvo que con Morena como gobierno tenemos una incapacidad que sólo beneficia a los delincuentes; mientras que con el PAN-PRD como gobierno tenemos intolerancia y soberbia que impide articular una coordinación efectiva en bien de la población.

Señaló que frenar los índices delictivos y abonar a un clima de seguridad es la tarea común que corresponde a los tres niveles de gobierno en alianza con la sociedad.

Dijo que cumplir con una obligación fundamental como es dotar de seguridad para la población no admite mezquindad ni conflictos estériles entre niveles de gobierno.

Acusó al PAN en Veracruz y Morena en Xalapa de tener gobiernos que se exhiben como intolerantes, berrinchudos e improvisados.

En el caso de Ayuntamiento de Xalapa y Gobierno de Veracruz las disputas solo afectan a la población, pues la sociedad solo quiere tener seguridad más allá del protagonismo.

 “Jugar a las fuercitas de cara a la sociedad, sólo beneficia a la delincuencia y esto es inaceptable”, recriminó.

Lamentó como ciudadano xalapeño las diferencias que sostienen los gobiernos municipal y estatal por la instalación de las cámaras de videovigilancia

“Se gobierna para todos, insistió, para bienestar de la población y no por consigna ni por agenda partidista, mucho menos electorera.”.

Señaló que está convencido de que la mejor estrategia contra la inseguridad es la inversión, la generación de empleos, el rescate de espacios públicos.

Dijo que durante su administración en Xalapa se instaló  el 11 por ciento del total de luminarias de la ciudad y en cuatro años duplicó el número de cámaras de videovigilancia que se habían conectado al C4 en diez años.

“Entregamos más de 120 cámaras fijas de vigilancia, creamos más de 100 Comités vecinales e invertimos millones de pesos de fondos federales y municipales para garantizar la tranquilidad de los xalapeños”.

Sostuvo que su gobierno no cayó en el juego, ni en las provocaciones de quienes buscan dividir la fuerza del Estado para el combate a la delincuencia.

Expresó que  elevar los niveles de protección a la población no se logra sólo con discursos, sino con recursos, con equipamiento y la total disposición de cumplir con los compromisos asumidos. Por eso, es lamentable que en la actualidad, exista incapacidad siquiera para dialogar, para asumir compromisos y para cumplir en los hechos a la población.

Finalmente dijo que que mientras haya una autoridad municipal irresponsable, incapaz de cumplir con su función, y un gobierno estatal también incapaz de coordinarse con el municipal, el resultado es el pobre espectáculo que ven y padecen los ciudadanos