Ransomware y la minería, las amenazas

Los principales riesgos de ciberseguridad que enfrentarán las empresas mexicanas este año se relacionan con el secuestro digital, mejor conocido como ransomware, y la minería de criptomonedas, a lo que se añaden los peligros asociados a las elecciones presidenciales, advirtió el gerente de Ventas de Ciberseguridad de Cisco México, Gilberto Vicente.

Al presentar el 11º Informe Anual de Ciberseguridad de Cisco, calificó esos métodos de ataque como el “dolor de cabeza” de las organizaciones durante el año pasado.

En el primer caso, los cibercriminales obtienen dinero del pago de rescate por el dispositivo secuestrado, ya que se encripta la información de éste, y hubo grandes ejemplos como WannaCry o Nyetya. Mientras que la minería de criptomonedas significa infectar un dispositivo para ocupar su poder de procesamiento, sin conocimiento del dueño, y generar divisas digitales como puede ser bitcoin o monero.

“Este tipo de amenazas van a seguir normando el escenario este año. Cuando hablamos de secuestro digital y minería es la punta del iceberg de los problemas que derivan después”, explicó el experto.

Si bien éstos ataques permiten ganancias rápidas a los delincuentes, también funcionan para afectar a un tercero o robar información.

Y este tipo de ataques, así como otros que aprovechan vulnerabilidades en la nube, que usan malware o son del tipo de denegación de servicio, provocaron que más de la mitad de las empresas encuestadas por Cisco en el mundo reportaran daños financieros, en promedio, por 500 mil dólares el año pasado.

Lo anterior porque tuvieron pérdida de ingresos o de clientes, hubo costos por el control de la situación e, incluso, perdieron oportunidades de negocio.

EN LAS ELECCIONES

Por otro lado, Vicente aceptó que el periodo de elecciones presidenciales es una coyuntura que los cibercriminales aprovechan.

“Hoy es una realidad y está documentado que detrás de un fenómeno o coyuntura como una elección están gobiernos extranjeros con distintas agendas. Gobiernos que tienen a su alcance un ejército de personas dedicadas a crear células en los países objetivo y alrededor del mundo para usar un tema importante, un trending topic o una transición de gobierno para llevar a cabo muchas cosas”, resaltó.

E indicó que no sólo los actores políticos o las autoridades gubernamentales corren riesgo en este periodo, también los ciudadanos comunes pueden volverse víctimas.

EL EXCELSIOR