En riesgo el Frente por la postura de “Anaya o nada”

El Frente Ciudadano por México vive horas decisivas para su alumbramiento. El destape de Miguel Mancera como la carta del PRD para la candidatura presidencial de la alianza provocó urticaria en el PAN. A los azules, que constituyen la principal fuerza de la coalición, no les gustó ni tantito que se les adelantara el jefe de Gobierno.

Sus negociadores no asistieron ayer a la reunión con los negociadores de los otros partidos. “Hicieron berrinche y no llegaron”, reveló Raúl Flores, presidente del amarillo en la Ciudad de México.

En el PRD tampoco están muy contentos con la postura de “Anaya o nada” que mantiene el azul.

Dicen que el equipo del jefe del PAN se ha visto soberbio y arrogante en las negociaciones. Los panistas se vieron mezquinos con Mancera. Le ofrecieron una senaduría pluri para que no tuviese que renunciar a la jefatura de Gobierno, pero a condición de que declinara a la candidatura presidencial, nos aseguran.

A Dante Delgado, dueño del MC, Raúl Flores de plano lo calificó de “rastrero”.

Y es que el veracruzano hizo pública ayer su propuesta en Twitter para destrabar las negociaciones. Está basada, dice, en los resultados de 2015 y el número de candidaturas.

“La candidatura para presidente debe ser para el PAN, mientras que la presidencia del Senado debe ser para el doctor Miguel Ángel Mancera”, escribió.

Nomás le faltó decir “y la jefatura de gabinete para mí…”.

¿Se le habrá olvidado a Dante que la presidencia de la Mesa Directiva se elige por el Pleno del Senado? Estamos seguros de que no. Extraño, pues, que ya ande repartiendo cargos.

Jesús Zambrano no se abstuvo de criticar la propuesta:

“No es correcto ni suena bien que alguien se sitúe diciendo a qué iría cada quien, porque aquí nadie es dueño de nada. En todo caso, debe ser resultado del acuerdo de todos”, subrayó.

Pero, a diferencia de Raúl Flores, el diputado de Nueva Izquierda jura que el Frente está a “horas” de alcanzar un acuerdo.

Mikel Arriola lo hizo público con Leonardo Curzio. Va a contender como candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno de la CDMX. La lleva difícil. El tricolor nunca ha ganado una elección en la capital de la República desde 1997, cuando los capitalinos fueron por primera vez a las urnas para designar al alcalde de la ciudad.
El anuncio dejó a muchos con la boca abierta. Sacan a Mikel Arriola cuando mejor se desempeñaba el IMSS. Su viabilidad financiera está garantizada hasta el 2020. Se puede decir que hay números negros, condición para mejorar la atención a los derechohabientes.

Pero la grilla manda y se va a registrar para la contienda.

A Arriola lo vimos muy reflexivo en la 115 Asamblea del Infonavit, que encabezó el presidente Peña. No se veía contento. Sonrió poco. Apenas platicó con Alfonso Navarrete Prida, su vecino en el presídium. Al final del evento nos acercamos.

-¿Te mandaron al matadero? —preguntamos.

El director del IMSS, que hoy renuncia a su cargo, dio una respuesta políticamente correcta, que no se correspondía con su lenguaje corporal. “No, al contrario. Es un reto, una oportunidad…”.

-Pero te vimos muy serio…

-Es que dejar el IMSS…

No dijo más y se alejó…

El PRI, por cierto, emitió ayer su convocatoria para candidato a jefe de Gobierno. El registro se llevará a cabo el 15 de diciembre próximo.

David Penchyna, director del Infonavit, mostró poder de convocatoria. El mismísimo Presidente lo reconoció públicamente. A la Asamblea asistieron 14 gobernadores —media docena del PAN— líderes obreros, empresarios, comunicadores, representantes de banqueros, miembros de su gabinete.
Pero ni Mancera ni Graco ni Arturo Núñez estuvieron presentes. ¿Andarían ocupados con los problemas del Frente?

Hubo buenas noticias durante la Asamblea. Una en particular que dio el presidente Peña:

“Por primera vez en su historia, el instituto está en condiciones de otorgar un dividendo a los 48 millones de derechohabientes con saldo en la subcuenta de vivienda. Este dividendo asciende a 16 mil 300 millones de pesos”.

En la entrada del Instituto abordamos al gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis.
Le preguntamos sobre las amenazas que le han hecho en mantas que malosos han colgado en la entidad, otrora pueblo quieto, para que se “alinie” o se atenga a las consecuencias.

“Está complicado, pero es lo que me tocó”, repuso el panista.

-¿ Y no le saca? —preguntamos.

– Sí le saco, pero nomás me acuerdo —repuso.

En Baja California Sur, campo de batalla entre bandas rivales del crimen organizado, este año se han registrado 509 muertes, según cuentas del diario local El Independiente, que dirige Cristian Carlos.

AMLO comenzó ayer una gira de cuatro días por Oaxaca. En Matías Romero respondió a quienes “se ofuscaron” por el planteamiento para garantizar la paz y la tranquilidad en nuestro país. No retrocedió un milímetro a pesar de las críticas que le han hecho a su propuesta de indultar a los jefes del narco.
Anunció incluso que —en caso de victoria— va a consultar al pueblo la posibilidad de una amnistía.

El Peje se refirió en particular a los secretarios de Defensa, Salvador Cienfuegos, y de Marina, Vidal Francisco Soberón. Ambos criticaron la desconcertante propuesta.

“Se ve que les ordenaron lanzarse en contra nuestra. Pero siempre digo lo que pienso. No es correcto querer resolver el problema con la consigna de ojo por ojo, diente por diente. Eso nos dejaría ciegos o chimuelos. No resuelve el problema.

“El próximo comandante de las Fuerzas Armadas nunca va a dar la orden de reprimir al pueblo de México”, puntualizó.