Alan Walker, el hombre de los 1000 millones de views

Con tan sólo 20 años de edad, Alan Walker se ha posicionado como uno de los músicos-productores más importantes de la industria musical del género electro-pop y house. Su éxito comenzó hace dos años, cuando a fines de 2015 lanzó “Faded”, una versión remasterizada de la canción original de la cantante Iselin Solheim. En poco tiempo, este tema lideró las listas de múltiples plataformas musicales, tan sólo en YouTube alcanzó a acumular más de 1000 millones de reproducciones.

De esta forma, el joven británico-noruego conquistó al mundo con su música; aunque principalmente ha pisado escenarios en Europa y Asia, la semana pasada al fin estuvo en Guadalajara gracias al concierto de Los 40 —organizado por Televisa Radio y celebrado en el Auditorio Telmex el pasado jueves—, evento en el que participó y fue recibido con gran emoción por el público tapatío.

Los 40 GDL arma la fiesta

En entrevista, el músico comparte el entusiasmo que vivió tras ofrecer su primer show en la Perla Tapatía: “Es mi primera vez en Guadalajara, me siento increíble: aunque es una ciudad muy difícil de pronunciar (risas)… De cualquier forma, estoy muy emocionado por presentarme aquí. Esta es mi primera vez en México y es que no me ha sido fácil venir a este país ni al resto de Latinoamérica, pero estuve contento de al fin conocer a mis seguidores mexicanos. Me siento honrado de tener esta oportunidad, no podría estar más agradecido con ellos… Sin ellos no estaría yo hoy aquí”.

Admirado. Fans del músico lo saludan a su paso por el Auditorio Telmex. EL INFORMADOR/F. Atilano
Sus inicios

La búsqueda de saciar su curiosidad juvenil llevó a Walker a estar donde está ahora; en entrevista con este medio, el músico platicó cómo descubrió el mundo de la producción musical y cómo su música fue logrando más y más alcance hasta cubrir el planeta entero.

“Es mi primera vez en Guadalajara, me siento increíble”.
Todo comenzó cuando tenía 15 años, y se cuestionaba el quehacer de los productores de música: “Si volvemos a 2012, yo ahí descubrí un productor musical en España, y despertó en mí mucha curiosidad, me preguntaba cómo es que hacía música, se lo pregunté, él me respondió que usaba un programa llamado FL Studio, entonces lo busqué, también miré tutoriales en YouTube para poder hacer mis propias canciones, y después de un tiempo, todo se volvió una locura”.

Otra de sus pasiones que lo ayudó a alcanzar la fama, fue su gusto por los videojuegos “siempre fui un gamer, jugaba mucho; incluso, programé algunos de mis propios juegos, y cuando comencé a hacer música la subía a Internet gratis y libre; es decir, para que la gente pudiera usarla gratuitamente y sin problemas, de esta forma se abrió una puerta para mí dentro del mundo de los gamers, porque ahí se busca música para usarla libremente, para no meterte en problemas con corporaciones y tal. Mi juego favorito es Call of Duty, estoy esperando el lanzamiento del nuevo”.

“Me pregunto cómo podría convertirla en mi propia canción, desenvuelvo la canción original para descubrir qué se necesita”.
Así, Walker ahora es uno de los músicos más escuchados a nivel internacional, cosa que nunca siquiera soñó. “Nunca espere que tuviera este alcance. Nunca, nunca. Yo empecé porque tenía la curiosidad de cómo las personas hacen música que yo escucharía, entonces pensé que yo podría hacer lo mismo, por lo que lo intenté y descubrí que me gustó, así que seguí haciéndolo más y más”.

El secreto detrás del éxito

Alan Walker crea sus remixes a través de una táctica que ya le resulta infalible: “Lo que hago es tratar de verla desde otra perspectiva, me pregunto cómo podría convertirla en mi propia canción, desenvuelvo la canción original para descubrir qué se necesita”. Así llegó “Faded”, su más grande éxito.

EL INFORMADOR