Presentan nuevo medicamento que cura la hepatitis C

Ya se encuentra en México un nuevo medicamento capaz de curar definitivamente la hepatitis C, sin efectos adversos importantes y mayor efectividad que los fármacos que actualmente se utilizan.

Se trata de un medicamento pangenotípico, es decir, que ataca todos los subtipos de la hepatitis C.

El medicamento, realizado por el laboratorio Gilead, ya fue aprobado por la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y desde ayer ya se comercializa en nuestro país, anunció hoy el gerente nacional de Gilead Sciences México, Erik Musalem.

“El producto ya está disponible para que los pacientes puedan adquirirlo con su prescripción de su médico en privado; estamos trabajando en el proceso de acceso con el Consejo de Salubridad General”.

El plan es que en poco tiempo entre al cuadro de medicamentos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales (ISSSTE) y el Seguro Popular.

Se estima que en México existen entre 700 mil y un millón de personas con la enfermedad, aunque no todas lo saben y se trata con medicamento apenas al 10% de ellas, pues la hepatitis C no da síntomas hasta que ya está en una etapa avanzada. La tasa en Jalisco es de cerca del 1.1 por ciento.

Medicamento poco invasivo

Parte del éxito del medicamento, una combinación de sofosbuvir y velpatasvir, es que es poco invasivo, pues el paciente requiere de sólo una tableta diría en un tratamiento de 12 semanas.

Estudios clínicos realizados en pacientes coinfectados con hepatitis C y VIH, tuvieron una tasa de curación del 95 por ciento.

No tiene ninguna condición para ser utilizado, pues lo pueden tomar desde pacientes que tienen el virus de la hepatitis C, hasta los que ya padecen cirrosis hepática o tienen una condición grave, además de que es compatible para quienes viven también con VIH, advirtió la doctora Ruby Ann Chirino, directora médica del laboratorio.

La preocupación es que la mortalidad va en aumento, pues el 50% de los casos de cirrosis hepática, la cuarta causa de muerte en México, son ocasionados por el virus de la hepatitis C.

“Nosotros los médicos tenemos la obligación de buscar intencionadamente estos pacientes, porque habitualmente no van a ir espontáneamente al médico, entonces el diagnóstico es bajo; de estos pacientes diagnosticados, lo importante es que tengan acceso a estas nuevas terapias innovadoras que logran curar prácticamente a los pacientes”.

Con un medicamento efectivo, se evita que los pacientes lleguen a desarrollar enfermedades como la cirrosis y cáncer de hígado, además de que se mejora la calidad de vida de las personas que ya las padecen, advierte el médico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico, Federico Rodríguez.

El virus de la hepatitis C se descubrió en 1992, y desde entonces se comenzó a realizar detección y prevención de la progresión de la enfermedad.

De manera inicial se utilizaron medicamentos inyectables con muchos efectos secundarios, como la depresión, que podía llevar a los pacientes al suicidio. Otro de los problemas con estos fármacos es que sólo del 10 al 15% por ciento de las personas tenía éxito de curación en el tratamiento.

Saber más

-Cada año se detectan alrededor de 20 mil casos nuevos de hepatitis C en el mundo.
-La infección se transmite por el contacto con sangre contaminada, ya sea por una transfusión de sangre, por la realización de tatuajes, vía madre-hijo en el embarazo, o por vía sexual.
Es por eso que las personas que cuenten con uno o más factores de riesgo, acudan a realizarse una prueba de sangre de determinación de anticuerpos contra hepatitis C.
-El laboratorio Gilead se especializa en la biofarmacéutica, con trabajo en el desarrollo y comercialización de medicamentos innovadores para patologías que no tienen opciones definitivas de curación o tratamiento.
-La diferencia de este medicamento con los existentes, es que abarca los seis genotipos de la hepatitis C y logra erradicarlos por completo, además de que puede tratarse a pacientes con cualquier perfil, con éxito sin importar la raza.

TEMAS
CIENCIA MÉDICA
COFEPRIS
ENFERMEDADES
HEPATITIS
IMSS
LEE TAMBIÉN
Usuarios desconocen desvío de rutas por festival Sucede
Acusan a tres personas de organizar ataques terroristas en Nueva York
“Marichuy” presentará al INE documentos para candidatura independiente en 2018
Guajardo confía que renegociación del TLCAN acabe en primavera de 2018
COMENTARIOS

TECNOLOGÍA|
Meditación cambia la estructura cerebral: estudio
El entrenamiento mental diario, breve y específico produce cambios estructurales en el órgano, logrando mejorar la inteligencia social
Por: Notimex

Hace 5 horas – 12:21 hs

El proyecto científico, llamado ReSource Project, contó con la participación de 160 personas. El Informador/Archivo
El proyecto científico, llamado ReSource Project, contó con la participación de 160 personas. El Informador/Archivo

Una investigación hecha por el Instituto Max Planck de Neurología y Ciencias Cognitivas de Leipzig, Alemania, reveló que la meditación puede cambiar la estructura de algunas zonas cerebrales.

El proyecto llamado ReSource Project, contó con la participación de 160 personas quienes durante tres módulos fueron parte de diversas prácticas de meditación, cada una enfocada en un área específica de habilidades.

El primer módulo estuvo centrado en los factores de conciencia y atención plena, en el cual los participantes realizaron técnicas básicas de meditación, concentrados en respiración y sensaciones.

La segunda parte del experimento se abocó a las habilidades socio-afectivas, como gratitud, compasión y control de las emociones.

Además, se implementó una nueva técnica donde los participantes tuvieron que trabajar en parejas para compartir sus emociones, publicó el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en su revista de divulgación.

En el último modulo, los objetos de estudio cultivaron sus habilidades socio-cognitivas, a través de ejercicios específicos y en parejas, los participantes aprendieron a tomar perspectiva de aspectos de su personalidad a partir de experiencias recientes.

El grupo realizó los ejercicios 30 minutos al día, seis días a la semana, al finalizar cada módulo (tres meses), los científicos llevaron a cabo pruebas de comportamiento psicológico, mediciones cerebrales con resonancias magnéticas y análisis de marcadores de estrés.

“Nuestros hallazgos muestran claramente que el entrenamiento mental diario, breve y específico puede producir cambios estructurales en el cerebro, lo que a su vez conduce a una mejora en la inteligencia social”, destacó la líder del estudio, Tania Singer.

Los resultados arrojaron que el primer módulo produjo cambios en áreas de la corteza cerebral vinculadas a la atención, mientras que los otros dos ocasionaron cambios en las regiones del cerebro donde se desarrollaron de manera respectiva.

En tanto, la autora principal del artículo, Sofie Valk, detalló que el cambio en las estructuras cerebrales específicas y los marcadores de comportamiento vinculados a ellas, dependerán de la técnica de entrenamiento mental empleada durante el trimestre.

EL INFORMADOR