Clínicas del IMSS realizan vasectomía sin bisturí

La vasectomía sin bisturí es una micro cirugía ambulatoria que se practica a los varones, como un método anticonceptivo permanente para quien ya tiene el número de hijos deseado y quiere seguir disfrutando a su pareja.

Este procedimiento quirúrgico, que se aplica en Unidades de Medicina Familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se realiza con anestesia local y sólo lleva 20 minutos.

La doctora Miriam Ramírez Cortés, responsable de la oficina de Planificación Familiar de la Unidad de Medicina Familiar número 14 “Aeropuerto” del IMSS en la Ciudad de México, explicó que la vasectomía sin bisturí es un método de planificación familiar altamente efectivo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 99.9 por ciento de las cirugías practicadas son no reversibles, aunque existe la posibilidad de que uno de cada mil casos se pueda recanalizar.

Con un corte de 0.5 centímetros, señaló, se ligan y cortan los conductos para impedir el paso de los espermatozoides, pero éstos se siguen produciendo y son absorbidos por el organismo.

Entre los beneficios de esta técnica resaltan que es un método anticonceptivo permanente, no interfiere con la actividad sexual, no hay riesgos para la salud; es una cirugía que no requiere hospitalización, la recuperación es rápida; permite al varón regresar rápidamente a sus actividades y es el método ideal en el hombre cuando su pareja presenta problemas de salud crónicos.

La doctora Ramírez Cortés subrayó que la vasectomía no produce impotencia ni cáncer; no disminuye la libido ni la capacidad para tener orgasmos.

La vasectomía se puede efectuar en cualquier momento, siempre y cuando el derechohabiente esté satisfecho con el número de hijos concebidos y lo solicite de manera voluntaria a su médico.