¿Spots?, nomás (yo) conmigo…

¡Vaya cara dura! la del administrador de turno en Acción Nacional Ricardo Anaya Cortés que, exhibido por el uso abusivo que, en su exclusivo beneficio, ha venido haciendo de los espacios publicitarios del partido, en radio y televisión —algo más de 1.4 millones de promocionales con cargo al erario— ahora, en un gesto que no pocos de sus sumisos afines calificaron “de extrema generosidad”, tuvo a bien invitar a quienes aspiran a la candidatura presidencial blanquiazul, a realizar un spots conjunto de 20-30 segundos en el que, ¡adivinó usted!, él aparecería al arranque y al cierre del mismo…

En estricto cumplimiento del (negado) papel de juez y parte que (de manera cotidiana) cumple en el desaseado proceso, el queretano, y quienes con él laboran “en la construcción de su imagen…” llamó —“no por vía institucional por cierto, sino de un escrito enviado por internet”— a quienes, como él en lo oscurito, buscan de manera abierta encabezar al panismo en su esfuerzo por recuperar la Presidencia, a filmar spots conjuntos de televisión en los que, al margen su habitual protagonismo, cada uno de ellos podría leer una frase de tres o cinco líneas —“que en su apoyo (y para evitarles el esfuerzo) les fue remitida ya”— con lo que podrían tener la atención del auditorio ¡por entre 5 y 7 segundos…!

Y ello, se entiende, sólo entre la fecha en que estén listos los referidos spots “de la unidad” y el 8 de septiembre pues, huelga recordar, a partir de entonces entrará en vigor la disposición de que nadie que aspire a un cargo público en las elecciones del 2018 podrá hacer promoción en medios, según la nueva normatividad dictada por el Instituto Nacional Electoral (INE) de Lorenzo Córdova que, por cierto, todos los partidos, con la sola excepción del el PAN, impugnaron ya.

Hablamos, pues, de mostrar ante la sociedad a sus liderazgos aspirantes a encabezarlo en 2018, a través de un spot televisivo controlado, leyendo textos preelaborados y, más, bajo la tutela de quien hoy por hoy, abusando de su posición de dirigente, instrumentaliza los recursos del partido en su favor, con el único objetivo de concretar su autodestape…

El inmediato repudio de la (estúpida) propuesta —“tardía, cínica y por tanto inaceptable”— por parte de Margarita Zavala, la más aventajada entre los aspirantes del blanquiazul y del exgobernador poblano Rafael Moreno Valle, quien ya hoy se encuentra empatado con el indefinido Anaya Cortés en el rubro de “preferencia abierta” en prácticamente todos los sondeos recientes, es apenas un indicio de cómo es que se están dando las cosas al
interior del otrora, insistamos, “partido de la gente decente”.

Ése es el piso parejo que ha montado para sí la dirigencia de turno en Acción Nacional de cara a la definición —“en un marco de sacrosanta e intocable unidad…”— de quien habrá de encabezar al partido en 2018, aun cuando en ello vaya implícita la perdición no sólo de las próximas presidenciales, sino del propio partido.

¡Vaya cara dura!

ASTERISCOS

* Inopinadamente, a decir de los más, Miguel A. Osorio Chong, decidió no ser él, sino sus cercanos, quien recibiera a los liderazgos de la denominada Marcha por Morelos que, tras cubrir a pie los kilómetros que separan a Cuernavaca de la capital, buscaban exponerle la grave crisis política, de inseguridad e ingobernabilidad prevaleciente en el estado que (mal) gobierna Graco Ramírez. Que habrá otra oportunidad, les dijeron.

* Lamentablemente, como se previó desde el inicio de semana cuando, merced a su repentino agravamiento, debió ser internado de nueva cuenta en la capital, el sacerdote José Miguel Machorro Alcalá, quien el pasado 15 de mayo fuera apuñalado tras celebrar Misa en la Catedral Metropolitana, murió ayer sin que, hasta el momento, exista un indicio siquiera de las causas que motivaron su agresión.

Enrque Aranda