A gritos y jaloneos, se quería llevar a la menor

Poza Rica, Ver.- La disputa por la custodia de una menor que se encontraba depositada en un albergue del DIF, ha generado un conflicto mayúsculo y anoche hasta la Fuerza Civil llegó a custodiar la sede de la Fiscalía para evitar desbordara la violencia.

Al violar la determinación de la Juez de lo Familiar en dar la custodia de la menor Sandra Dominguez Lastra a su abuela, lo que provocó que la adolescente fuera encerrada en un albergue del DIF.

Ariel Dominguez, obligó a Monserrat girar oficio a la custodia del DIF para liberar a la menor.

Sin embargo, se insistió en que fuera entregada a su mamá Sandra Luz Lastra, violando la orden de una juez.

Desde las 7 la noche llegó la menor a la Fiscalía, pero se negó a irse con su madre, por lo que hubo jaloneos y prácticamente la adolescente huyó para refugiarse en otra área de la sede de la FGE en esta ciudad.

Al lugar llegaron Policías Ministeriales y de la Fuerza Civil ante la tensión generada y lo peor del caso es que Monserrat brilló por su ausencia y envió a una subordinada de nombre Marilú.

Hasta la medianoche seguían los gritos e insultos entre los familiares y nadie podía resolver nada.