Intensificarán México, EU y Canadá combate a violencia de género

violenciaCiudad de México. Los gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos “intensificarán esfuerzos para combatir la violencia contra mujeres y niñas indígenas”, informó la Procuraduría General de la República.

En Washington, Estados Unidos se lleva a cabo la Reunión de Alto Nivel del Grupo de Trabajo sobre Violencia contra Mujeres y Niñas Indígenas en Norteamérica, en el que participan la procuradora mexicana Arely Gómez González y sus homólogas Loretta Elizabeth Lynch, de Estados Unidos, y de Canadá, Jody Wilson-Raybouldlas.

Este encuentro forma parte de la agenda de compromisos derivados de la Cumbre de Líderes de América del Norte, realizada en junio pasado, en la ciudad de Ottawa, en la que participaron el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, y los Presidentes de los Estados Unidos, Barack Obama, y de México, Enrique Peña Nieto.

Las representantes de los tres países intercambiarán “conocimientos sobre políticas integrales, programas y buenas prácticas para prevenir y responder a la violencia contra mujeres y niñas indígenas”.

En el encuentro se buscará, con base en tres acuerdos, mayor acceso a la justicia y los servicios de salud, con un enfoque multicultural y de derechos humanos; mejorar la cooperación para abordar crímenes violentos contra mujeres y niñas indígenas, incluyendo el tráfico de este grupo de personas que residan o no en territorios tribales, indígenas y de primeras naciones, así como en situaciones transfronterizas, y mejorar la respuesta de los sistemas de impartición de justicia, salud, educación y atención de los tres países a ese grupo poblacional”.

La PGR indicó que se buscará “identificar los retos y áreas de la coordinación regional, así como compartir mejores prácticas; coordinación en la aplicación de la Ley y Trata de Personas; así como derechos humanos, mujeres, paz y seguridad, con el propósito fundamental de diseñar una agenda común  para combatir la violencia, la humillación, los insultos o malos tratos contra las mujeres y las niñas indígenas”.

*La Jornada