Rechaza PRD nombramiento de Flavino Ríos como sustituto de Javier Duarte

slider99Xalapa, Ver.- Este miércoles 12 de octubre, el Congreso local de Veracruz designará a quien ocupará de manera interina el cargo de Gobernador que, ante la petición de licencia de Javier Duarte de Ochoa, para separarse de éste, tendrá la tarea de encabezar el proceso de entrega-recepción en la alternancia que vivirá la entidad de manera constitucional.

En este sentido y ante las posibilidades que surgen como nombres para ocupar este lugar vacante, el PRD considera de vital importancia tomar en cuenta factores definitorios que partan de la descomposición social, económica, política y en todos los órdenes por los que pasa el estado.

Por lo anterior, esta fuerza política rechaza enérgicamente el nombramiento de cualquier personaje allegado al sistema que significa Javier Duarte de Ochoa; mismo que es, justamente, el que ha llevado al pueblo veracruzano a una de sus mayores y más profundas crisis en su historia.

Asimismo, queda claro que ante la falta de gobierno que protagonizó el propio Duarte, dejando enteramente sus responsabilidades en manos del Secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado; son claras las pruebas del por qué esta última persona debe ser descartada automáticamente como aspirante a sustituirlo, pues su labor como encargado de la política interna de Gobierno no fue efectiva ni en beneficio de la población. Es decir, Flavino Ríos cubriendo este interinato, sería “más de lo mismo” a 48 días de concluir una administración que debe distinguirse por su transparencia y honestidad al ejecutar la transición al siguiente Gobierno.

En este contexto, el PRD Veracruz expresa su respaldo a Guillermo Ortíz Mayagoitia, exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, veracruzano y de honorabilidad comprobada, como el perfil ideal para asumir los trabajos de la entrega-recepción de Gobierno, con el objetivo de asegurar la limpieza en cada uno de los procedimientos que esto conlleva y alejando toda posibilidad de que la corrupción imperante y exhibida incontables veces por todo lo que, repetimos, representa Javier Duarte de Ochoa, quede completamente a un lado, por el bien de las y los veracruzanos.

En manos del Congreso local está continuar con las malas decisiones emanadas de una conducta servil al peor gobernador en la historia de Veracruz, o bien, dar un vuelco en favor de la población veracruzana, nombrando a una persona proba y con la experiencia y honestidad necesarias para entregar el Gobierno hacia una nueva era de justicia y bienestar.