Organizaciones campesinas exigen mayor presupuesto al campo

moises-coatza-249x300Coatzacoalcos, Ver.- Organizaciones campesinas de todo el país iniciaron una caravana partiendo de Tabasco hacia la ciudad de México, esto en defensa del territorio, el derecho a la alimentación y un presupuesto multianual al campo, exigiendo un presupuesto planeado a largo plazo. Ya que de acuerdo con la reforma al artículo 4° constitucional es la obligación del Gobierno garantizar la alimentación de todos los mexicanos, pero aún no está reglamentada y mucho menos hay una política que obligue al gobierno a agilizar las condiciones para contar con la soberanía alimentaria, así lo informó en entrevista el Dirigente Estatal de la Central Campesina Cardenista (CCC) Moisés Reyes Fausto.

Asimismo expresó que con la Reforma Energética se vino una serie de asignación de concesión de territorios a empresas para la explotación de recursos energéticos de gas, petróleo, aceite, esto en los Estados del Golfo, dónde las empresas ya cuentan con la concesión de los terrenos y los núcleos ejidales no saben nada al respecto, ni se les ha notificado de cómo podrían participar en las actividades, y de cuáles serían las afectaciones al medio ambiente y cuáles serían las medidas a tomar. Por lo que indicó que el gobierno federal está obligado a proporcionar una ley de consulta, ya que de acuerdo al artículo 266 de la OIT, dónde establece que todos los proyectos que se lleven a cabo en comunidades indígenas y campesinas deben de ser consultado y en México aún no se aplica.

Resaltó que la marcha va encaminada porque el gobierno federal ha hecho caso omiso a las demandas del campo, ya que no se impulsa la actividad productiva, ni se tiene garantizado lo que se produce, cuando el Gobierno Federal está obligado a tener una política de soberanía alimentaria, así como también el presupuesto económico para el campo mexicano, ya que este año 2016 el Congreso de la Unión aprobó 315 mil millones de pesos, de los cuales en el mes de marzo se hizo un recorte de 124 mil millones de pesos y en junio de 34 mil millones de pesos, casi el 47% de recorte presupuestal. Y no tan solo eso, siendo que para el 2017 ya anunciaron otro recorte al presupuesto al campo, así como la desaparición de más de 26 componentes de los programas de agricultura para el campo.

Ante esta situación señala que es necesario que los ciclos financieros estén relacionado a los ciclos productivos, debido que el retraso de los apoyos económicos a dado lugar que el campo mexicano no produzca en tiempo. Por lo que exigen que los programas del campo estén protegidos, vinculados a la producción de los alimentos básicos. Ya que para este año el programa del Pequeño Productor fue de 6 mil millones de pesos y para el próximo año es de 3 mil millones de pesos, sufriendo un recorte del 50%, desapareciendo programas como PROMETE, FAPPA, Extencionismo, Desarrollo Rural, y el de Concurrencia, entre otros programas. Esto ya sea por la corrupción que impera en el país, porque no hace falta dinero sino sobran rateros, ya que tan solo el 84% de los recursos al campo se queda en la burocracia y solo el 16% se aplican al campo. Ante esto Moisés Reyes lamentó que en México no se cuente con una política de planeación de las actividades del campo, esto porque los funcionarios primero piensan en sus intereses y no en invertir al campo, dando lugar así, un campo hundido en la miseria.

*Rosy Rodriguez